Discurso de aceptación del National Book Award 1973 a Thomas Pynchon (1)


Sube al estrado el actor cómico Irwin Corey en nombre de Thomas Pynchon. El galimatías es más o menos éste:


Como sea… aceptar esta estipulación financiera —ahm— estipendio en nombre, emm, de Richard Richard Python por la gran contribución y, para citar simplemente, por algunos de los misiles a los que ha contribuido… Hoy debemos ser conscientes de que el protocolo precede al procedimiento. Ustedes deben de estar diciendo —¿PERO QUÉ?— qué quiere decir… en relación con la tabulación donde una vez más nos damos cuenta de que la gran ficción de la Historia está siendo ensayada ahora delante de nuestros ojos, en la administración de Nixon… indicando que solo un escritor americano puede recibir… el premio, el reconocimiento por una ficción, a diferencia de Solzinitski, cuya ficción no se aguanta por sí sola. Camaradas —amigos—, estamos reunidos aquí no sólo para aceptar en nombre de un solitario —alguien que ha llegado a la conclusión de que el mundo mismo parece ser un continuo tragarse el sapo —para citar incluso a Studs TurKAL. Y muchos de ustedes se preguntarán “¿Quién es Studs TurKAL?”. No se trata de “¿Quién es Studs TurKAL?”, se trata de “¿Quién soy Studs TurKAL?”. Esto es, en sí mismo, como un edificio de la gran gloria que ha trascendido, y el sentimiento intuitivo de los americanos, basado en la asunción de que la inteligencia no sólo como Mencken dijo una vez, “Aquel que no infravalore al púbico americano —público— no fracasará”. Esto es simplemente una pequeña indicación de lo que representa este vasto gentío reunido aquí para ser contemplado de nuevo y percibido: ver que lo que ha ido detrás y lo que debe ir delante en el futuro… que tenemos que obstaculizar estos obstáculos. Éste es el principal elemento disuasorio sobre el que hemos reunido nuestra fuerza y a todos los que dicen, “¿Qué demonios se ha conseguido con esto?” —No lo sabemos. Por necesidad, hemos tenido que retener a nuestro querido niño… Y como dijo una vez Miller en una de sus grandes novelas —¿qué es lo que… que el lenguaje es sólo necesario cuando la comunicación está en peligro. Y ustedes están, se sentirán ahora aquí aturullados, y Pinter, que fue más allá al decir: “No es la falta de comunicación sino el temor a la comunicación”. Con lo que tiene que ver la maldita cosa es con el temor —comunicación. Oh —afortunadamente el premio se ha dado únicamente a autores, a diferencia del Premio de la Academia, que se da a una mujer y a un hombre, indicando lo irrisorio de la especie humana— maldita sea! Pero no es que vivamos una paranoia, así el señor Pynchon ha conseguido y ha creado para sí mismo serenidad, y sólo la locura le ha mantenido vivo en su paranoia. De lo que hablo es del orgasm… del órgano… Pero, ¿quién ha escrito esto?

(continúa)

http://www.thomaspynchon.com/gravitys-rainbow/extra/corey.html

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s