Mía es la venganza, Friedrich Torberg

 Imagen

 

«Hay que decidir, les diré. No es como decía Aschkenasy: que no tenemos elección. Eso solo lo creen nuestros enemigos y los que nos persiguen, lo sé, me lo ha dicho uno de ellos. Y eso es también lo que les da tanta seguridad: que nosotros siempre confiamos en la venganza divina, siempre, únicamente, todavía, desde hace miles de años. Aschkenasy os dijo: esta es nuestra victoria y por eso seguimos vivos. Sí, seguimos vivos, eso no puede negarse. Pero ¿cómo sabemos que de otro modo no seguiríamos vivos? ¿Cómo sabemos que no hemos tenido que clamar a la venganza divina desde hace miles de años precisamente porque nunca hemos pensado que podíamos hacer otra cosa más que clamar? Mía es la venganza, dijo el Señor. Pero a lo mejor hay casos en los que añade: no tenéis que desentenderos tan deprisa, no tenéis que cargarme a Mí tan deprisa con esa responsabilidad. A veces deberíais responsabilizaros de Mi venganza, o deberíais demostrar que estáis dispuestos a ello. Porque esa aptitud forma parte del culto y la obediencia tanto como aquella otra: delegar en Mí la venganza. Mía es la venganza y Yo la ejerceré cuando Me complazca. Pero no tenéis que pensar que no necesitáis más que clamar venganza para que Me complazca. Porque ya no estoy seguro de si actuáis así por obediencia y por lealtad a la ley, y no por cobardía y miedo, y porque os habéis vuelto débiles y blandos confiando en Mi venganza. Ya no estoy seguro de si merecéis y sois dignos de Mi venganza.» [. 59]

 Imagen

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s